martes, 21 de mayo de 2013

Domingo por la mañana XLII

Que tiene menos canas en la barba, dice,
y por eso me quiere.

Entre otras cosas.

Yo me miro y me reconozco
casi todas las veces
en casi todas las imágenes.
Y le miro y le reconozco,
a él,
tan nuevo como a mí,
tan hechos por primera vez.
Tan a nuestra imagen.

9 comentarios:


  1. Y pasaban los días acariciando la piel del mundo...

    Un placer leerte.

    bsos

    ResponderEliminar
  2. va mal la producción, Helena?

    ResponderEliminar
  3. ¿Has cerrado el blog?

    ResponderEliminar
  4. Contesta por favor a este enamorado platónico tuyo.

    ResponderEliminar
  5. Nada va mal ni he cerrado; simplemente no publico.

    ResponderEliminar
  6. Tú no puedes leer una mierda; si yo no publico aquí no lo lee nadie, tonto del culo.


    (el comentario al que respondo no lo publico porque no me da la gana pero el anónimo autor sabrá que me dirijo a él)

    ResponderEliminar
  7. Lo que yo sé de lo que tú puedes leer y lo que no es que lo que yo escribo no lo lees, tonto del culo. Bueno, sí, lees las mierdas que te escribo por aquí para que te entretengas como un tontito. Y lo que tú escribes no lo lee nadie.

    ResponderEliminar