jueves, 19 de julio de 2012

Domingo por la mañana XXXIV

Quién pensaba
que me iba,
               él,
a traer hasta aquí;
que me iba yo a traer
hasta lo que soy ahora.

A este domingo interminable.

2 comentarios:

  1. Holy shit. Y perdón. Pero es lo que me viene a la cabeza ante tan clarividente poema.

    ResponderEliminar